Translate

Los perdedores y los autodidactas siempre saben mucho más que los ganadores. Si quieres ganar, tienes que concentrarte en un solo objetivo, y más te vale no perder el tiempo en saber más: el placer de la erudición está reservado a los perdedores. Umberto Eco, 2015

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Mesa vieja / mesa nueva

Hoy les dejo una entradita rápida y sin reflexiones, para aligerar un poco el tono del blog (y el de mi vida, por qué no?). Si me vienen siguiendo desde hace un tiempo, sabrán que hace poco más de un año me mudé. La casa es mucho más grande que el departamento céntrico anterior así que ando escasa de muebles :))) Además, pretendo darle un estilo de decoración diferente. Pero como por ahora no hay recursos para muebles nuevos, iré tratando de renovar lo que tenemos y darle la mayor funcionalidad posible.

Ése fue el objetivo en mente cuando volví a mirar (a MIRAR, porque verla, la veía todos los días) esta mesita de arrime que teníamos en el comedor del departamento, con el teléfono y tapada de papeles, y que en la casa nueva recayó en la entrada.

Quería sacar una foto de la mesa en estado original pero mi marido me ganó de mano y, cuando me dí cuenta, la mesa estaba semi-desarmada en el patio

Estaba MUY fea, pero MUY. Tenía golpes por todos lados y las patas muy manchadas de salpicaduras.

Piedra libre a Mamba, durmiendo al fondo!!!

Primero la lavé con detergente, luego le pasé sal de limón en gel, que sirve para eliminar las manchas provocadas por el tiempo, la exposición a los rayos del sol  y otros eventos. Este gel me ha sido muy útil, aunque no ví en ninguna página de carpintería que lo recomienden, algún problema tendrá. A mí me lo sugirió un viejito muy amable en una pinturería.


Por recomendación de otra pinturería, le dí una mano con un látex al agua gris que tenía en casa como base.


Me hice preparar este color divino y súper impactante, creo que fue el riesgo más grande que tomé en mi vida jajaja.


El resultado final me dejó muy satisfecha. Los tiradores de madera decorada fueron un hallazgo, elección de mi marido.




Espero que estén teniendo una buena semana. Acá ya empezaron a reventar los brotes de las plantas y se nota que pronto llegará la primavera. Disfruten!

lunes, 4 de septiembre de 2017

Y la luz se hizo...

Hoy les propongo una entrada más corta y sin tanta reflexión. Los lunes son difíciles así que hay que encararlos con el pensamiento lo más positivo posible. 

Como les contaba acá, tenía muchas ganas de experimentar con nuevas actividades y nuevos materiales. Hace ya tiempo que empecé a darle vueltas a la idea de pintar objetos para darles una nueva oportunidad. Investigué, leí todo lo que pude, pero no me creí capaz de "reciclar muebles". La realidad me mostró que estaba equivocada, pero eso es tema para otro post. Hoy quiero mostrarles por dónde empecé, porque en mi mente metódica no puedo manejar las cosas de otra manera que no sea por el principio.


Las que me siguen hace tiempo saben que tengo una especie de debilidad por el bordado (y eso que muestro menos del 50% de lo que hago). Desde que las ví en los blogs que leo, deseaba tener una caja de luz para transferir diseños a la tela, aún de noche. Con ese objetivo guardé una caja de madera en la que venían unas botellas de vino. Las vacaciones de julio fueron el momento propicio para que me decidiera a comprobar si el pincel y yo estábamos hecho el uno para el otro o si nuestra relación sólo era una linda ilusión :)))) Fue cuando sufrí de mi primer compra compulsiva de chalk paint :))))


Me divertí tanto pintando que enseguida continué con el "disquero" para mi marido que les mostré unos post atrás. Hasta me animé a utilizar unos esténciles muy lindos que había conseguido en mi incursión por la librería artística.



Mi sueño era una caja de luz sencilla, pero convivir con un ingeniero hace que nada sea de verdad sencillo. Una mañana salió hacia la casa de electricidad y trajo unas tiras de pequeñitas luces de leds que se manejan desde un control remoto. Y aumentan o disminuyen su intensidad!!! Pacientemente las soldó dentro de la caja y voilà...!!!



Soy la feliz dueña de la Ferrari de las cajas de luz!!!

PD: La semana pasada, Cecy de Diario de una Artesana publicó un texto escrito por mí. No es un texto fácil, no estoy pasando por una etapa fácil con respecto a qué hacer con mi vida. Si se animan, pueden leerlo acá.