Translate

Los perdedores y los autodidactas siempre saben mucho más que los ganadores. Si quieres ganar, tienes que concentrarte en un solo objetivo, y más te vale no perder el tiempo en saber más: el placer de la erudición está reservado a los perdedores. Umberto Eco, 2015

miércoles, 24 de mayo de 2017

Bibliografía básica

Hace ya mucho tiempo que no hago una entrada sobre los libros que estoy leyendo. Como a todas, me falta tiempo para todo, inclusive para la lectura. Pero ya hace un par de semanas me había propuesto contarles lo que había estado leyendo en el verano. Algo sucedido el domingo aceleró mi decisión de hablar sobre libros.

El domingo vino Anto a casa a bordar un rato, a tomar unos mates y llegó con un paquetito que contenía esto:


Anto trabaja en una cadena grande de librerías de Argentina, que tiene sucursales por todo el país, inclusive acá, en Neuquén. Vio este libro en su trabajo y pensó que me gustaría... me encantó! No hay muchos libros tan completos sobre patchwork y quilting en Argentina. Y menos en el interior del país. Es súper completo, todas las técnicas, la teoría de los colores, los diferentes materiales, las herramientas de una quiltera, muchísima información. Está buenísimo!!!

Y hablando de Anto (que en realidad se llama Antonella), le he transmitido los comentarios tan lindos sobre su bordado del post anterior. El domingo trajo otro diseño, el bordado la ha captado por completo...! Tiene muy buen gusto y es diseñadora de indumentaria, es muy habilidosa! Y compartimos ese amor enorme por telas e hilos...! Les muestro una foto de la última navidad en la que estamos las dos. A ella no le gusta pero yo creo que está hermosa.


Volviendo a los libros, en estos momentos tengo uno sobre mi mesa de luz. Está ahí. Decir que lo estoy leyendo no sería decir la verdad. De vez en cuando leo un par de páginas antes de dormir pero la realidad es que el 95% de las noches me duermo antes de apoyar la cabeza en la almohada. Pero en enero es diferente. Todos los días cuento con 8-9 horas más para mí porque no vengo a la oficina. Este enero arranqué con la saga Forastera, a la que había llegado a través de la serie Outlander, de la cual ví una temporada. Como ya hace nueve meses que no tengo tele en casa, me puse a leer los libros para saber cómo sigue la cosa.

Resultado de imagen para portada libro forastera

El libro es entretenido pero larguísimo!!! Sin embargo, mi ánimo festivo de vacaciones me ayudó a leerlo rápido y quedarme con ganas de la continuación. Por lo que sé, la saga tiene siete libros, todos de más de 600 páginas. El libro sobre mi mesa de luz es la segunda parte de la saga. Cuando lo siga, les cuento.

Resultado de imagen para portada libro el enigma de paris

Tenía ganas de leer algo de suspenso y misterio y un compañero de trabajo me había sugerido comprar algo del escritor argentino Pablo De Santis. Casualmente, mi suegra le había traído de la feria del libro El enigma de París a mi hijo. Así que aproveché. Es un libro interesante aunque no del "tipo Agatha Christie" que me gusta a mí. 

Resultado de imagen para portada libro ser feliz era esto

Finalmente, y también de un escritor argentino, Eduardo Sacheri, leí Ser feliz era esto. Es una historia muy tierna, de una hija de 14 años que busca, encuentra y comienza a convivir con su padre que no sabía de su existencia hasta que ella llega a tocarle el timbre de su casa. Tal vez conozcan a Eduardo Sacheri porque es el autor de un libro que se hizo película y que recorrió el mundo y hasta ganó el Oscar, el Secreto de sus Ojos. Ser feliz era esto es una historia mucho más simple pero entrañable.

Para terminar quiero agradecer todos los comentarios que me dejan en cada entrada! Este humilde blog, que comenzó como una especie de diario íntimo, hoy es una parte de mí y me encanta compartirlo con quienes pasan por acá. 

jueves, 11 de mayo de 2017

Hay días grises y días coloridos

Para todos. Y aunque así sea, siento una admiración fanática por aquellos que pueden disimular sus estados de ánimo. No estaría siendo mi caso. Mi cara refleja mis angustias, mis tristezas, mis euforias, todo. Hasta mi cuerpo lo grita, los días en que la vida me pesa, se encorva y parezco 10 años mayor.

Hasta entrados los 40 estuve resignada a que fuera así. Todavía no me había permitido aceptar que odio mi trabajo, me parecía una actitud desagradecida de mi parte el aceptarlo. Si el día era gris, permanecía gris. Si era la semana o el mes, me resignaba y caminaba rodeada de mi gris.

Desde entonces, gracias al enorme trabajo interno que hice, no sólo acepté que no me gusta mi trabajo ni me interesa mi profesión, sino que me sentí aliviada. Me saqué de encima el peso de mostrar un interés que no existe y el seguir compitiendo una carrera profesional que me da igual. Pero trabajar, tengo que seguir trabajando.

Para mitigar, decidí que los días pueden comenzar todos grises pero, una vez puertas afuera de la oficina, los colores los pongo yo. Y fue cuando rescaté mi pasión por las manualidades como antídoto de tanto aburrimiento oficineril.


Y qué mejor para un día que inicia gris que adornarlo con muchos colores? Si bien ya tenía el corazón en el Patchwork, comencé a conectarme con otras actividades manuales. El bordado es ideal, súper portable y no necesitas gran cantidad de tiempo para avanzar bastante. Aproveché la onda del bordado mexicano, que está muy de moda en Argentina y me compré un kit por Internet. El resultado lo ven en la foto de arriba. Después ví que no solamente se bordaba con lanas semigruesas y compré otro kit de lanas finas para bordar mandalas.




Al poco tiempo, encontré a una chica en Facebook que dictaba seminarios de bordado mexicano en la ciudad y allí fuimos un sábado por la mañana con Anto, la hija de mi marido, mi hija del corazón.

Entre mates y tés, aprendimos algunos puntos. Anto es mucho más valiente que yo y empezó por un trabajo muy arduo que terminó hace muy poco. Hoy recibí esta foto: 


Trabajoso, no? 

En fin, considero que lo importante es ir buscándole la vuelta a la vida. Quién dice que, en algún momento no pueda prescindir de mi trabajo de oficina y encontrar otro rumbo más satisfactorio, no?

"Todo es posible para aquél que cree" - Imagen tomada del blog de Vero Palazzo: www.veropalazzo.com.ar

martes, 2 de mayo de 2017

Amo mi locura

Me había propuesto publicar una entrada por semana y no estoy cumpliendo. En mi defensa, debo decir que la falta de Internet y el salir y volver a casa siendo aún de noche no está colaborando con el cumplimiento de mi propósito.

A pesar de mi falta de sistematicidad he recibido comentarios y mensajes que me han hecho sentir muy feliz. No tienen idea cuánto. Gracias a todas!!

En este posteo vuelvo a la mayor de mis locuras: haberme involucrado (y amar) el quilt de hexágonos La Pasión de Grit Kovacs. El derrotero de mi Hexagonquilt pueden verlo acá


Hace dos años comenzaba esta aventura. Pensé que en algún momento me iba a cansar y no, no pasó, sigo entusiasmada como el primer día. 


Me gustaría poder coser unos pocos hexágonos cada día. No sucede. Pero increíblemente veo avances. Debe ser el amor con que lo miro.


Las fotos no son muy buenas, pero quise aprovechar dos días hermosos de sol que tuvimos este fin de semana. 



Mis compañeros fieles de ratos de paz: hexágonos, agujas e hilos. Cada vez estoy más segura, no voy a renunciar.

martes, 18 de abril de 2017

Un proyecto espléndido III

La semana pasada falté a la cita. Fue una semana complicada en varios sentidos y no pude ni tuve cabeza para hacer una entrada en el blog. Me siento como la vez que fui a la escuela sin la tarea hecha jajaja.

Entre las cuestiones que se presentaron hubo buenas y otras no tanto, pero por suerte todo (o casi todo) pudo ser solucionado. Además fue el cumpleaños de mi hijo, y aunque ese día tuviera clases todo el día, preparamos un festejo íntimo para el día siguiente, sólo sus hermanos mayores, sus cuñados y sobrina y mi suegra. Casi no saqué fotos, todo el tiempo se me fue en preparar y atender, y no se puede estar en todo. 

Como además fue feriado de Semana Santa, pude despuntar un poco el vicio de la aguja. Hice un par de bloques más del Splendid Sampler, algo de bordado y no mucho más. Les muestro como van mis bloques:

Bloque 31 - Blossoming
Un bloque muy divertido, en el que utilicé algunos de esos hilos de bordar viejos de los que les hablaba acá.

Bloque 32 - Constant Needle
Si tuviera que encontrarle un defecto a este proyecto, diría que tiene demasiados bloques con aplicaciones. En este caso, el bloque me llevó mucho tiempo, no por su complejidad, que es poca, sino porque me siento poco tiempo a coser y lo hago en muchas etapas. El pobre bloque, además, tuvo la mala suerte de estar comenzado en el momento de la mudanza a la casa nueva, así que anduvo a medias casi un mes jeje.

Bloque 33 - Selvage Saver
En contrapartida, un bloque rápido y fácil, con una técnica que me gusta.

Bloque 34 - Lemonade
No puedo negarlo. El pieceo es la técnica con la que me siento más cómoda. Buscar que las puntas coincidan me resulta estresante y divertido a la vez. 

Bloque 35 - The wishful garden
En este bloque, me resultó difícil la correcta distribución de los dibujos a lo largo de las bandas diagonales. Lo repetí más de una vez.

Bloque 36 - Inchy Hexagon Club
Las que llevan tiempo siguiéndome, saben cuánto me gustan los hexágonos. Las que no, pueden darse una idea echando un ojo a mi otro proyecto grande acá. Sin embargo, este bloque fue un dolor de cabeza. Los hexágonos demasiado pequeños y, encima, aplicados. Para peor, no me gustó cómo quedó la combinación de colores. 

Bloque 37- Dashing by chocolate
Otro bloque fácil y de hacer relajado.

Bloque 38 - Vintage Flower Basquet
Estoy orgullosa de lo bien que quedó este bloque, a pesar de la dificultad que me presentaba antes de comenzarlo. Tiene su complejidad pero me parece uno de los más bellos y delicados del proyecto.

Bloque 39 - Balls in the air
Horrible! La cantidad de trocitos mini del paper piecing es infernal. Como es imposible trabajar con pedazos tan pequeños, y vas cosiendo uno tras otro, el resultado es un bloque duro, un socotroco espantoso. Además, no me coincide uno solo de los vértices. Si no fuera tan odioso, tal vez lo repetiría. Y eso que AMO esa técnica...!

Bloque 40 - Flights of Friendship
Como no podía ser de otra manera, no estoy demasiado conforme con el resultado. Ya maduraré... jajaja
Y las dejo por hoy, porque ya se hizo larguísima esta entrada ;)

viernes, 7 de abril de 2017

Blogósfera

A riesgo de parecer reiterativa, vuelvo a contar lo mucho que aprendí gracias a Internet, y en particular, gracias a los blogs y grupos de Facebook de Patchwork. En enero de 2007, volví de Brasil con la inquietud de saber hacer "eso" que hacía mi amiga y que tanto me había gustado. Y si no fuera por Internet, no hubiera sido posible que hoy yo tuviera esta pasión que me trastorna la cabeza de este modo.

Muchas de ustedes, tal vez sin imaginarlo, me han aportado datos, información, técnicas, que de otro modo me hubieran resultado inaccesibles.

En esta entrada cortita les quiero agradecer su enorme generosidad. Las gracias son para todas. Pero voy a mostrar particularmente las cestitas reversibles que aprendí gracias al tutorial de Mary Carmen de Coso que te Coso. Si hablamos de generosidad, ella es un excelente ejemplo.





Éstas son sólo algunas. Ya había publicado otras acá. Vaya esta humilde entrada de homenaje a todas las que comparten sus saberes en la red, sin pedir nada a cambio, ni siquiera un reconocimiento en un posteo perdido en la red como éste.

viernes, 31 de marzo de 2017

Mi historia con la aguja

Aprendí a bordar a los siete años en el colegio. Cursaba segundo grado de la escuela primaria y teníamos una materia llamada "Labores" una vez a la semana. Nuestros compañeros varones tenían una similar, aunque considerada más masculina: "Actividades Prácticas".

Mi primera interacción con el bordado fue con un trapito a cuadrillé beige (creo que las amigas españolas le llaman tela vichy) y un par de ovillos de hilo perlé que mi madre me compró en una mercería muy chiquita y muy abarrotada de mercadería que había en el barrio. Aún conservo algunos de esos hilos.

No volví a bordar hasta que lo requirió el excelente maridaje que hacen patchwork y bordados. Cosas muy muy básicas porque no recordaba un sólo punto. Mi suegra me compró una colección semanal de fascículos de bordado, en un esfuerzo importante para yo me retomara la actividad y aprendiera puntos nuevos. También me regaló parte de su enorme tesoro de hilos. 


Yo nunca había visto hilo cordoné de seda. Por estos sitios ya ni sé si se sigue vendiendo. Fue verlos y enamorarme. Ella ya no los usa y disfruta cada vez que los ve utilizados por mí en alguna pequeña labor.

Tiempo después mi amiga Lili, de quien ya les he hablado infinidad de veces, me envió un par de libros de Marie Suarez. Yo no tenía ni idea de quién era pero gracias a esa presentación, comencé a buscar su trabajo y a seguirla en las redes sociales.

Hace unos meses, Marie Suarez propuso un SAL de bordado al que llamó "Brodez avec moi". La propuesta es hacer un alfabeto bordado y, con cada letra, se van aprendiendo nuevos puntos.


Los puntos se practican primero en un trapito pequeño, como se ve en la foto de arriba, y luego se aplican a la letra. Casi todas las letras están bordadas con puntos diferentes.



Podría decirse que, sin bien no me consideraba una experta en bordado de ninguna manera, tampoco tenía la esperanza de aprender demasiado con este SAL. Mi única expectativa inicial era terminar mi alfabeto bordado y ponerlo a lucir en alguna pared de mi casa.



Sin embargo, estoy aprendiendo mucho! Aunque no lo puedan creer, yo no sabía lo que era un sobrehilado...! Ahora que sé que existe, me encanta usarlo, le da una elegancia superior al bordado. 



También están los beneficios de la práctica. Tantos años sin bordar, tuve que volver a acostumbrar la mano y la cabeza. Lo de la mano fue fácil. Lo difícil, en mi caso, es la cabeza, es poder relajarme lo suficiente como para disfrutar de la labor. En eso todavía no tengo grandes avances en ninguna de las actividades que realizo, ni las que me gustan ni las que aborrezco. 



El SAL va un poco lento, pero si quieren darse una vuelta por el blog de Marie Suarez (acá), pueden encontrar todos los posteos de las etapas que publicó hasta ahora. Para las que, como yo, prefiere las instrucciones en su propio idioma, La Casina Roja publica cada etapa en español (acá). 

jueves, 23 de marzo de 2017

Un proyecto espléndido II

Estoy súper entusiasmada con esto de publicar todas las semanas. Una pena mi falta de Internet en casa, lo que me obliga a escribir las entradas en la aplicación Blogger para móvil que es (para decirlo suavemente) HORRIBLE!!! Cada entrada del blog equivale a instalar y desinstalar por lo menos cinco veces la aplicación. De todas formas, estoy contenta con esta nueva rutina. Además puedo ver sus blogs a diario y dejar comentarios.

Como ya les conté, me super enganché con el Splendid Sampler de Pat Sloan y Jane Davidson. En esta entrada les voy a mostrar algunos bloques más, que se suman a los que ya publiqué acá, acá y acá.

Bloque 21 - Sweet candy
Un bloque fácil y rapidísimo de hacer. No sé cuánto se lucirá en el contexto pero seguramente hará un correcto acompañamiento.

Bloque 22 - Goose on the Loose
Me hacía ilusión este bloque desde que lo ví publicado. El resultado final no fue exactamente cómo esperaba, me quedó un poquito torcido del lado izquierdo.

Bloque 23 - Hand in Hand
Uno de mis preferidos hasta ahora. Tiene cierta tridimensionalidad que me fascinó.

Bloque 24 - Inspector Sidekick
Lindo, no? Confieso que, cuando lo ví terminado pensé otra vez que no me dejaba satisfecha. Ahora, que ya hace unos meses que lo hice, me comenzó a gustar. Evolución en mis gustos jajaja.

El bloque 25 era una aplicación de una especie de conejo que no me gustó, así que no lo hice.

Bloque 26 - Dreaming of Dresdens
Si dijera que le tenía miedo a este bloque, no mentiría. Me parecía dificilísimo! Por eso estoy tan orgullosa del resultado.

Bloque 27 - Sewing Machine
Cuando conocí el patchwork, me atrajeron pronto las aplicaciones. Puse mucha energía en conocer las diferentes maneras de aplicar y, lejos, la que más me gusta, es la aplicación a puntada escondida. Este proyecto tiene muchas aplicaciones así que estoy "despuntando el vicio". Todavía me cuestan mucho las piezas muy pequeñas y angostas, cómo puede verse en los detalles de la máquina. 

Bloque 28  - Stitching Fashion
El trabajo que me dio este bloque...!!! Odio trabajar con piezas taaan pequeñas, no hay forma de disimular defectos. Cosí y descosí por lo menos tres veces, y al final lo dejé como quedó. Y eso que amo la técnica del paper piecing...

Bloque 29 - Scrappy Happy Heart
Este bloque me reconcilió con la técnica. Divertido, sencillo y, cómo dicen las amigas españolas, resultón. 

Bloque 30 - Simple Surprises
Último bloque de esta tanda porque ya me puse pesada. No fu ni fa, ni lindo ni feo, sencillo y nada más. 

Esta semana espero llegar al número 50, la mitad del proyecto Splendid Sampler. Despacito pero perseverante, sigo en camino.