Translate

Los perdedores y los autodidactas siempre saben mucho más que los ganadores. Si quieres ganar, tienes que concentrarte en un solo objetivo, y más te vale no perder el tiempo en saber más: el placer de la erudición está reservado a los perdedores. Umberto Eco, 2015

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Mesa vieja / mesa nueva

Hoy les dejo una entradita rápida y sin reflexiones, para aligerar un poco el tono del blog (y el de mi vida, por qué no?). Si me vienen siguiendo desde hace un tiempo, sabrán que hace poco más de un año me mudé. La casa es mucho más grande que el departamento céntrico anterior así que ando escasa de muebles :))) Además, pretendo darle un estilo de decoración diferente. Pero como por ahora no hay recursos para muebles nuevos, iré tratando de renovar lo que tenemos y darle la mayor funcionalidad posible.

Ése fue el objetivo en mente cuando volví a mirar (a MIRAR, porque verla, la veía todos los días) esta mesita de arrime que teníamos en el comedor del departamento, con el teléfono y tapada de papeles, y que en la casa nueva recayó en la entrada.

Quería sacar una foto de la mesa en estado original pero mi marido me ganó de mano y, cuando me dí cuenta, la mesa estaba semi-desarmada en el patio

Estaba MUY fea, pero MUY. Tenía golpes por todos lados y las patas muy manchadas de salpicaduras.

Piedra libre a Mamba, durmiendo al fondo!!!

Primero la lavé con detergente, luego le pasé sal de limón en gel, que sirve para eliminar las manchas provocadas por el tiempo, la exposición a los rayos del sol  y otros eventos. Este gel me ha sido muy útil, aunque no ví en ninguna página de carpintería que lo recomienden, algún problema tendrá. A mí me lo sugirió un viejito muy amable en una pinturería.


Por recomendación de otra pinturería, le dí una mano con un látex al agua gris que tenía en casa como base.


Me hice preparar este color divino y súper impactante, creo que fue el riesgo más grande que tomé en mi vida jajaja.


El resultado final me dejó muy satisfecha. Los tiradores de madera decorada fueron un hallazgo, elección de mi marido.




Espero que estén teniendo una buena semana. Acá ya empezaron a reventar los brotes de las plantas y se nota que pronto llegará la primavera. Disfruten!

lunes, 4 de septiembre de 2017

Y la luz se hizo...

Hoy les propongo una entrada más corta y sin tanta reflexión. Los lunes son difíciles así que hay que encararlos con el pensamiento lo más positivo posible. 

Como les contaba acá, tenía muchas ganas de experimentar con nuevas actividades y nuevos materiales. Hace ya tiempo que empecé a darle vueltas a la idea de pintar objetos para darles una nueva oportunidad. Investigué, leí todo lo que pude, pero no me creí capaz de "reciclar muebles". La realidad me mostró que estaba equivocada, pero eso es tema para otro post. Hoy quiero mostrarles por dónde empecé, porque en mi mente metódica no puedo manejar las cosas de otra manera que no sea por el principio.


Las que me siguen hace tiempo saben que tengo una especie de debilidad por el bordado (y eso que muestro menos del 50% de lo que hago). Desde que las ví en los blogs que leo, deseaba tener una caja de luz para transferir diseños a la tela, aún de noche. Con ese objetivo guardé una caja de madera en la que venían unas botellas de vino. Las vacaciones de julio fueron el momento propicio para que me decidiera a comprobar si el pincel y yo estábamos hecho el uno para el otro o si nuestra relación sólo era una linda ilusión :)))) Fue cuando sufrí de mi primer compra compulsiva de chalk paint :))))


Me divertí tanto pintando que enseguida continué con el "disquero" para mi marido que les mostré unos post atrás. Hasta me animé a utilizar unos esténciles muy lindos que había conseguido en mi incursión por la librería artística.



Mi sueño era una caja de luz sencilla, pero convivir con un ingeniero hace que nada sea de verdad sencillo. Una mañana salió hacia la casa de electricidad y trajo unas tiras de pequeñitas luces de leds que se manejan desde un control remoto. Y aumentan o disminuyen su intensidad!!! Pacientemente las soldó dentro de la caja y voilà...!!!



Soy la feliz dueña de la Ferrari de las cajas de luz!!!

PD: La semana pasada, Cecy de Diario de una Artesana publicó un texto escrito por mí. No es un texto fácil, no estoy pasando por una etapa fácil con respecto a qué hacer con mi vida. Si se animan, pueden leerlo acá.

martes, 29 de agosto de 2017

Fin de fiesta

Acá estoy, acá estoy!!! He regresado sana y salva luego de la organización de la fiesta por la celebración de los 60 años de mi marido. Una noche mágica!!! Llena de risas, de amigos, buena comida y bebida, baile, todos los condimentos. Como de costumbre, me estresé muchísimo hasta que comenzó la cena, después me relajé y disfrutamos como chicos. Una noche inolvidable.

Como el salón es de por sí una belleza, no hizo falta un gran arreglo para que se viera espléndido
Elegimos los livings en lugar de las mesas tradicionales porque pensamos que le daba más informalidad al festejo
A puro baile! 


Toda la comida fue riquísima, pero la mesa dulce fue apoteótica
Juro que las fotos no le hacen justicia
Todo salió como Anto y yo lo imaginamos, todo resultó como lo habíamos planeado. Les muestro algunos de los detalles que preparamos:

Detalles para el baño de damas
Para cada necesidad, una solución
Idea de Anto, una cajita con amenities en el baño de damas, para cualquier percance que se presentara. Otra idea buenísima fue el botellón en el que cada invitado dejó un mensaje para el cumpleañero, pero olvidé sacarle foto :(((

Bolsitas para contener el kit antirresaca
Coloridos antifaces para dormir integraban el kit
Todo el mundo a trabajar! Santino armando las bolsitas
Ni el cumpleañero se salvó del trabajo
Los kits antirresaca y los souvenires a disposición de los invitados
El souvenir era comestible!!
Para los souvenires nos gustó la idea de que pueda consumirse. Si bien no queda "de recuerdo", los recuerdos también se guardan en sensaciones y algo rico deja una grata sensación en la memoria. Así que le pedimos a la abuela Alba (la mamá de mi esposo) que nos preparara una de sus tantas especialidades: peras en escabeche. Y las fraccionamos en frasquitos pequeños.

Los kits antirresaca fueron una idea divertida, de esas que se consiguen en las redes sociales, y los kits tenían antiácidos, analgésicos, té digestivo, café, caramelos refrescantes y máscaras para dormir. Creo que lo más laborioso de la fiesta fue la preparación de las bolsas y las máscaras en tanta cantidad.

El hito divertido de la noche fue la cabina de fotos, a la que todos entramos para hacer caras raras. Luego cada quien se llevó su tirita de fotos de recuerdo.

Mi marido y sus cuatro hijos
El cumpleañero conmigo y con Anto
Ayer terminábamos los últimos detalles post-fiesta y charlábamos sobre cómo nos cuestionamos a veces gastar dinero que podríamos usar en... no sé... terminar de pintar la casa en una fiesta, que no deja de ser un momento efímero. Y llegamos a la conclusión de que noches como las del sábado nos llenan tanto tanto tanto el corazón, que valen mucho más de lo que cuestan.

Como se imaginarán, no estuve muy abocada a las manualidades en el último tiempo, espero retomar el próximo fin de semana con todo!!! Pronto tendrán noticias mías nuevamente!!

lunes, 14 de agosto de 2017

Arrancando la semana

Los lunes son difíciles para todos, ya lo sé. Pero no podría describirles lo que significan los días de trabajo para mí. Hace muchos años, leía el blog de la escritora Carolina Aguirre y ella contaba lo mucho que lloraba en la hora del almuerzo cuando tenía un trabajo de oficinista que no le gustaba. Yo no lloro, chicas, siempre he tratado de mantener la compostura. Yo leo coaching emocional jajaja. Y el horóscopo en el que me dice que tengo que soltar pero todavía no me ha mostrado cómo jajaja.

Un poco de humor y color para arrancar la semana. Si no, este blog siempre es un bajón. 


Hace un par de veranos, una conocida del club estaba tejiendo lo que nosotras llamamos totora y las españolas denominan trapillo. Cuando la ví, agregué a mi lista mental de proyectos a intentar "tejer algo en totora". Un domingo de hace unos meses hice esta canastita para el baño de mi hijo. El patrón es de éste video. La profe del video es española y muy graciosa y entretenida en su manera de explicar. No sé dónde compran ustedes la totora, pero en Neuquén hay más variedad en ferreterías y agropecuarias que en tiendas de venta de lanas. En el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, región en la que se encuentra la ciudad de Neuquén, la totora era utilizada históricamente para atar las ramas de perales y manzanos. Me resulta curioso que se le llame totora a este tejido ya que, según el diccionario (y lo que aprendí en el colegio) totora es una especie de junco de hasta 3 m de altura que crece a orillas de los lagos, en terrenos pantanosos o junto al mar.


Tejer totora es muy rápido. La cesta estuvo lista en un par de horas, más por mi falta de entrenamiento con la aguja de crochet que por su dificultad. No sé si fue por esto mismo o por el grosor de la hebra, al día siguiente me dolía mucho la mano. Por las dudas, todavía no lo volví a intentar :))))


Que tengan buena semana. Yo entro en la cuenta regresiva para la fiesta de cumpleaños de mi marido, para la cual todavía tengo que preparar un montón de cositas. Por eso me despido hasta después del 26 de agosto. Que sean más felices que yo en mi trabajo (eso no les va a costar demasiado jajaja). Cambio y fuera!!

martes, 8 de agosto de 2017

Más intereses nuevos

Hasta el cansancio les he contado de mis múltiples intereses. Lo que me llama la atención es que cuando algo nuevo entra en mi "órbita" no es que pierdo interés por todo lo demás. No. Tengo ganas de hacer esto y aquello. Estoy bordando pero me gustaría ponerme con las lanas y el crochet. Me siento a la máquina de coser y estoy deseando salir al patio con la lija y los pinceles. Y así en loop hasta el infinito.

Este invierno el universo me regaló tres semanas de vacaciones. Tres! Tres semanas de no despertarme tempranísimo y de tener la posibilidad de pasar algunas mañanas en mi casa (a propósito, la luz que entra por las mañanas en mi estudio es fabulosa! Lástima que no estoy para disfrutarla :((((. Bueno, como hacía rato que quería indagar en nuevas técnicas, aproveché las vacaciones para investigar y hacer acopio de materiales, como no! Quería probar si me era posible pintar madera, sobre todo muebles, pero no me animé a empezar por algo grande. Empecé por algo bien pequeño: Un cajoncito de frutas que me regaló mi verdulero amigo.


La idea era preparar un lugar más bonito para que mi esposo guarde sus discos de vinilo. Bueno, más bonito que la caja de cartón en la que los tenía "exhibidos".


Mi indagación comenzó por el universo de las chalk paint o pinturas a la tiza, cuyas aplicaciones había visto en diversos blogs de decoración. Tienen un acabado totalmente mate, que se termina con cera o barniz transparente también mate, especiales para este tipo de pinturas. En Neuquén conseguí chalk paint de la marca Eterna, en casas de artística, en pequeños envases de 200 cm3. En Buenos Aires se consiguen fácilmente las latas de un litro de otras marcas como Rust Oleum. El sábado fui a una pinturería que vende esa marca acá pero no trae la línea Chalked porque "no hay demanda".


Lo que me divertí investigando, buscando marcas e ideas, mirando tutoriales en youtube, no les puedo contar. Creo que entre colores no se me borró la sonrisa de la cara. Obviamente mi "investigación" no quedó ahí. Les cuento en un próximo post.


PD: Gracias totales a Cecilia Gauna, del blog "Diario de una Artesana", cuya entrada compartí en el día de ayer y cuya respuesta a mi comentario me hizo sentir comprendida. Y a Lola, que siempre me da una mano con sus palabras y me ayuda a creer que no me estoy volviendo loca.

lunes, 7 de agosto de 2017

Qué es ser artesano?

Casi un mes después de mi última entrada comparto este post del blog de una artesana de la provincia argentina de Corrientes porque suscribo cada una de sus palabras. A mí tampoco se me hubiera ocurrido de chica ser artesana. Decidí estudiar una carrera universitaria, un postgrado, intenté con más o menos éxito ser una profesional que alcance sus metas. El mundo profesional me sorprendió con una competencia constante que a veces no mide cuestiones de afecto o de amistad. Ese mundo no me interesa. Por eso vuelvo a casa cada día, después de 8-10 horas, corriendo a buscar mis telas, mis hilos, mis lanas y ahora también mis pinturas, a conectarme con una armonía interior que está muy lejos de proveerme el medio que me provee el sueldo. Y a preguntarme cada día hasta cuándo haré el sacrificio de dedicar la mitad de mi día a una actividad que dejó de interesarme hace ya mucho tiempo, sólo por un salario.



Les dejo el link, nunca se sabe qué puede surgir de estas reflexiones colectivas.
Diario de una Artesana: Artesano/a ¿Un oficio o un pasatiempo?: ¿Que realmente significa ser artesano/a? Según la etimología latina de la palabra una artesano es un "artista con las manos"....

domingo, 9 de julio de 2017

Invierno patagónico

Es domingo y hay sol. Hace mucho frío y sopla bastante viento. Un día bien representativo del invierno norpatagónico. Pero suena Carmina Burana de fondo y hay una tranquilidad idílica. La vida debería ser un 50% esto. Ayer, además, nos conectaron internet, por eso puedo sentarme en el living de mi casa a escribir esta entrada. Me acompaña el mate y me siento optimista porque puedo parar unos días el ritmo de vida frenético que llevo.

Creo que soy la única a la que le pasa, el resto de las mamás que me rodean parecen sobrellevar mejor esto de tener todos los días dos horas o más de estar metidas en el tránsito para llevar, traer, esperar... Claro que también soy de las pocas mamás que además se pasa 8 horas diarias adentro de una oficina... Y que la sufre...

Bueno, basta de pálidas! Les muestro una prueba de que el día está bárbaro.



Una de las manualidades más fáciles de acarrear cuando tengo muchas actividades es el bordado. Trato de no andar cargando algo que sea muy delicado porque una de las características principales de la zona es el viento y con él, la tierra. El bordado con lana, en cambio, es rápido y se termina antes que le dé tiempo a ensuciarse. En una incursión en una casa de decoración medio pelo que encontré en la ciudad, conseguí un lino rústico de buena calidad que va a tener varios destinos, entre ellos, un montón de adornos de picaportes que hice para mi casa.





A medida que iba haciendo estos colgantes, iba publicando algunas fotos en Instagram o Facebook y tuvieron muchos elogios. Entonces hice varios más y armé una cuenta aparte para mostrar mis cositas. Medio que después me arrepentí pero, bueno, ya estaba hecho. Si alguna tiene ganas de seguirme o poner me gusta, las invito. Se llama así:

Ahí verán cosas como éstas:




No prometo que no vaya a arrepentirme más adelante, me da un poco de vergüenza, pero ya estoy vieja para ser más atrevida. Tal vez si un día me animo, hasta me voy a una feria de artesanías a poner un puestito jajaja.

Que disfruten mucho el domingo!